El ejercicio ayuda en mucho para lograr la recuperación del nervio ciático.

Caracterizada por un dolor intenso, la ciática es un conjunto de síntomas causados por la opresión o la irritación del nervio ciático, que afecta sobre todo a adultos.

El dolor se siente en la zoMinitana lumbar, los glúteos, o a lo largo de la pierna, la pantorrilla y el pie, ya que el nervio ciático es el más largo del cuerpo humano; inicia a la altura de los riñones y termina en el pie.

Además, del dolor puede ha
ber entumecimiento, debilidad muscular, sensación de hormigueo y dificultad en el movimiento o el control de la extremidad y la cadera, síntomas que se sienten en un sólo lado del cuerpo.

Osmara Plasencia, terapeuta y maestra de yoga, explica que la ciática no es un padecimiento en sí, sino el síntoma que tiene su origen en las preocupaciones económicas:

“A nivel físico es una afectación al nervio ciático, que es el nervio más largo del cuerpo humano, por eso es tan extensa la afectación, el inicio es un dolor muy fuerte, tanto que algunas personas no pueden ni caminar.”

Entre las afecciones de la salud que pueden causar la ciática, se encuentran la hernia de disco vertebral, la estenosis espinal, el sobrepeso y los malos hábitos posturales, así como el embarazo.

Tratamiento:

A pesar de que la ciática es la forma más común de dolor de la espalda baja y de las piernas, su tratamiento suele ser diferente, dependiendo de la causa de los síntomas, de ahí que existan diversas terapias alternativas para su atención, entre ellas, el yoga.

Y aunque a veces el dolor es tan intenso que llega a afectar la movilidad, el ejercicio es mejor para aliviarlo que el reposo, pues cuando dejan de emplearse, el dolor puede volverse más fuerte.

“En yoga existen varios ejercicios que se pueden realizar para tratar la ciática, son ejercicios que se realizan con la ayuda de una banda, un complemento que se utiliza para hacer las posturas de una manera más cómoda, nos ayudan al estiramiento, la fuerza y la flexibilidad.”

Sin el ejercicio y el movimiento, los músculos traseros y las estructuras espinales se debilitan y pierden su capacidad de apoyar la parte posterior de la columna.

El ejercicio es también importante para la salud de los discos espinales, no sólo para la consolidación de los músculos abdominales y traseros, el estirar ejercita los “músculos blanco” de la ciática que causan dolor cuando son apretados e inflexibles.

Además del ejercicio, la terapeuta holística destaca que el complemento para el tratamiento de la ciática, es atender la parte emocional.

“Los problemas del nervio ciático tienen que ver con el miedo a perder bienes materiales, personas que están angustiadas porque el dinero no les alcanza, porque no generan más, porque tienen deudas, que se preocupan por lo monetario aún siendo personas que sí tienen dinero, pero tienen miedo a perderlo. Las personas están preocupadas por lo económico y tienen miedo de avanzar; las piernas son las que nos llevan, con ellas caminamos y su afección tiene que ver con la seguridad de dar otro paso en la vida, con la estabilidad.”

Cuando los clientes toman un programa regular de ejercicios anti estrés y relajan sus preocupaciones económicas, pueden recuperarse rápidamente y pueden ayudar a prevenir futuros episodios de dolor.

Prevención:

  • Ejercicios como la natación, ayudan a fortalecer los músculos que sostienen la parte de atrás, sin poner ninguna presión sobre él o someterlo a una sacudida repentina, lo que ayuda a prevenir y reducir la ciática; el yoga y pilates ayudan a mejorar la flexibilidad y la fuerza de los músculos de la espalda.
  • La mala postura puede agravar y provocar la ciática, mejorarla puede aliviar el dolor y la hinchazón, al estar de pie mantener la espalda recta y la cabeza al frente, el peso debe ser equilibrado en ambos pies y mantener las piernas rectas
  • Al estar sentado, mantener la espalda recta; las caderas y rodillas deben estar al mismo nivel y los pies deben estar planos sobre el suelo, apóyate sobre un taburete si es necesario.

En el Embarazo:

A medida que el embarazo avanza, la mujer puede presentar un dolor recurrente y en aumento en la espalda, debido a que el crecimiento del bebé y ensanchamiento del útero presionan a los nervios espinales, entre ellos el nervio ciático.

Es importante detectar cuál es la causa que origina el dolor, si el sobrepeso, la vida sedentaria, la falta de tonicidad en los glúteos, relajación en los músculos abdominales o desequilibrio hormonal, sólo entonces tendrás el tratamiento adecuado.

En lo general, para disminuir las molestias, la embarazada debe mantener una vida más activa, practicar disciplinas como yoga, pilates o natación, usar un calzado con tacón de 3 a 5 centímetros, pues muy plano o muy alto dañan la cintura al caminar; y si por el trabajo debe estar mucho tiempo sentada, usar una silla adecuada y cómoda, que permita tener erguida la espalda y apoye la zona lumbar.

Origen de la Ciática:

  • Hernia de Disco Vertebral: Se produce cuando el centro líquido del 000disco sobresale hacia el exterior, rompiendo el anillo exterior de las fibras, extruidos en el canal espinal y comprime una raíz nerviosa en contra de la lámina de la vértebra, lo que causa la ciática, pues este líquido sacado del núcleo pulposo puede causar inflamación e hinchazón de los tejidos circundantes que pueden a su vez causar una mayor compresión de la raíz nerviosa en el espacio cerrado del canal espinal.
  • 001Estenosis Espinal: Es la reducción del canal espinal y consecuente compresión de la médula espinal y raíces nerviosas del nervio ciático. Este estrechamiento puede ser causado por los espolones óseos, espondilolistesis, inflamación o hernia de disco que disminuye el espacio disponible para la médula espinal, lo que pellizca e irrita los nervios de la médula espinal que van a los nervios ciáticos.
  • Síndrome Piriforme: En el 15% de la población, el nervio 002ciático pasa a través del músculo piriforme y no por debajo de él; cuando el músculo se acorta u ocurren espasmos debido a un traumatismo o uso excesivo, puede ocurrir la compresión o estrangulación del nervio ciático por debajo del músculo, el padecimiento se conoce también como neuropatías por atrapamiento.

Dormir:

El colchón ortopédico es una buena opción, debe ser medianamente firme, no duro, que sostenga el cuerpo, mientras que soporta el peso de hombros y glúteos, manteniendo la columna recta; la cabeza debe estar apoyada en una almohada sin que el cuello quede en un ángulo empinado.

Obesidad:

Al igual que ocurre durante el embarazo, un cuerpo con obesidad o sobrepeso hace más presión sobre las raíces del nervio espinal, por lo que bajar de peso ayuda a disminuir el dolor en la mayoría de los casos de ciática.

Puntos Gatillo:

El dolor no es consecuencia de la compresión del nervio ciático, aunque la distribución del dolor en los glúteos y la pierna es similar, se producen cuando los músculos tienen un bajo flujo sanguíneo debido a una lesión o la contracción muscular crónica, lo que provoca el síntoma ciático.

Malos Hábitos:

El riesgo de ciática auto-infligida se ha incrementado en los últimos años, por ejemplo, sentado en la billetera o de pie durante períodos prolongados de tiempo todos los días; también puede ser causado por el uso de cinturones de herramientas que cuelgan alrededor de las caderas y causan un desalineamiento significativo de las vértebras sacras durante largos períodos; los síntomas son entumecimiento o dolor detrás de la rótula de la rodilla.

 

Fuente: www.blogdefarmacia.com

autor
Noticias Relacionadas
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar