Quizás por los viajes que hacen que se resienta nuestra espalda por las horas de tren, avión o coche… O quizás el estrés acumulado por terminar en tiempo el proyecto en el trabajo antes de salir de vacaciones. Quizás sea la mala postura que adoptamos al estar sentados tantas horas frente al ordenador. O quizás la causa sea más profunda, y tenga que ver con tus emociones. Cualquiera que sea el motivo por el que te duela la espalda, hoy quiero compartir contigo estas posturas que te ayudarán a aliviar el dolor de espalda, a fortalecer y estirar la columna vertebral.

Causa emocional del dolor de espalda

Siempre me gusta indagar un poco en lo más profundo de mí, el porqué de ese malestar. Por si tú también quieres analizarte, aquí te dejo las posibles causas emocionales del dolor de espalda, según comparte Lisa Bourbeau en el libro “Obedece tu cuerpo”:

La persona a la que le duele la parte BAJA de la espalda, es decir, la región del sacro, es aquella para quien la libertad es sagrada, y teme perder su libertad de movimientos cuando los demás necesitan su ayuda. Con frecuencia es una persona que teme por su supervivencia. Sentir dolor de la quinta lumbar a la undécima dorsal (de la parte baja de la espalda hasta la cintura) está relacionado con el miedo a la escasez y con la inseguridad material. De hecho, como la espalda es el sostén del cuerpo humano, cualquier dolor en ella se relaciona con no sentirse bien sostenido. La parte baja se asocia con el área del “tener”. Por ejemplo: tener bienes materiales, dinero, un cónyuge, una casa, hijos, un buen oficio, títulos, etc. El dolor en este lugar significa que la persona necesita tener para sentirse apoyada, pero no se atreve a reconocerlo o admitirlo ante los demás. Lo lleva todo sobre su espalda, porque quiere hacerlo todo ella misma. Es muy activa en el terreno físico, puesto que su miedo a la escasez se manifiesta sobre todo en el nivel material, que para ella representa un buen apoyo. Por otro lado, tiene problemas para pedir ayuda a los demás, y cuando por fin se decide a pedirla y no la recibe, se siente todavía más inmovilizada y su dolor de espalda empeora La persona con dolor en la parte ALTA de la espalda, es decir, de la décima dorsal hasta las cervicales (de la cintura hasta el cuello), sufre de inseguridad afectiva. Es una persona para quien el “hacer” es muy importante, porque eso es lo que le da seguridad. Cuando alguien hace algo por ella se siente querida. Por otra parte, manifiesta su amor por los demás haciendo cosas para ellos. Del mismo modo, la espalda puede dolerle lo suficiente como para proporcionarle una excusa por no hacerlo todo, porque teme que si hace demasiado, ya no la ayudarán. Espera mucho de los demás, y cuando sus expectativas no se cumplen, tiene la impresión de soportar una gran carga. Como le cuesta trabajo “hacer” sus demandas, cuando lo logra se siente inmovilizada si el otro no responde a ellas. Entonces el dolor empeora. Este dolor puede también presentarse en una persona que se siente demasiado vigilada en lo que hace.

POSTURAS DE FLEXIÓN HACIA ATRÁS

Las posturas de flexión hacia atrás en general estiran y revitalizan todos los músculos anteriores del cuerpo y ejercen un profundo masaje sobre la región lumbar, mejorando el funcionamiento de las glándulas suprarrenales y de los riñones. Además, tonifican y fortalecen los músculos pectorales y abdominales. También potencian el funcionamiento cerebral, activan los músculos respiratorios, favorecen la glándula tiroides, previenen contra el asma y el estrés.

Mi recomendación, como siempre, es que escuches tu cuerpo y hagas el esfuerzo justo. Permanece unas 5 respiraciones en cada postura, y al terminar cada una, descansa en una de las posturas que te propongo al final del artículo. Siente los efectos de cada postura en tu cuerpo, y sé consciente de tu respiración.

DHANURASANA:

Resultado de imagen para dhanurasana

 

MATSYASANA

Resultado de imagen para MATSYASANA

 

SALABHASANA

 

URDHVA MUKHA SVANASANA

Resultado de imagen para urdhva mukha svanasana

 

 

POSTURAS DE TORSIÓN

MATSYENDRASANA

Resultado de imagen para matsyendrasana

 

 

POSTURAS DE DESCANSO

Puedes elegir cualquiera de estas posturas para realizar entre cada una de las posturas anteriores. Te permitirán tomar consciencia del efecto de las posturas de flexión hacia delante en tu cuerpo, y respirar conscientemente, descansando durante algunas respiraciones.

APANASANA

descarga

BALASANA

Resultado de imagen para BALASANA

SAVASANA

Resultado de imagen para savasana yoga

 

Para finalizar

Al final puedes descansar de 5 a 10 minutos en la postura de Savasana, centrando tu atención en la respiración, y relajando conscientemente todo tu cuerpo. Disfruta de cada inhalación… de cada exhalación… Y disfruta también de esa agradable sensación de relajación y paz que sientes después de tu práctica.
Si además, puedes dedicarle unos minutos a realizar algún ejercicio de respiración y a meditar, pues aprovéchalos también.

 

Fuente: http://yogaesmas.com/

autor
Noticias Relacionadas
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar