Perinatal es un concepto básicamente de la medicina y se aplica a todo aquello relacionado con la salud del recién nacido, valorándolo desde el momento de la gestación hasta sus primeros meses de vida. De hecho, existe una disciplina, la perinatología, que estudia lo relativo al desarrollo y evolución del feto y su posterior adaptación a la vida.

Esta rama de la medicina tiene varios objetivos:

  • El estudio del diagnóstico prenatal para prevenir enfermedades de tipo genético, todo lo relacionado con la reproducción asistida o con el aborto.
  • También se ocupa de los procesos infecciosos que pueden afectar al feto, de las malformaciones congénitas y de las alteraciones de tipo cromosómico (en este sentido la detección de la trisomía 21 es una de las prioridades ).
  • Existe también una cirugía especializada en el feto, así como técnicas preventivas y paliativas.

Por otra parte, la medicina perinatal concibe al feto como un paciente y esta idea ha permitido el avance de una nueva disciplina, la neonatología.

El período perinatal reviste gran importancia ya que es en este lapso de tiempo en que ocurre el parto. En esta fase los controles ginecológicos se hacen más frecuentes.
Es también en la fase perinatal cuando deben vigilarse e identificarse una serie de condiciones, tanto de la madre como del feto, que pueden afectar el parto o incluso repercutir en la salud y la vida tanto de la madre como del niño.

A partir de la 28va semana de embarazo se entra en el tercer trimestre, periodo en el cual pueden ocurrir una serie de hechos que deriven en el nacimiento temprano o prematuro del bebe. Esto se relaciona principalmente con la aparición de infecciones ginecológicas que deterioren las membranas que envuelven al bebe lo que lleva a que se rompan con la consiguiente pérdida de líquido amniótico lo que estimula el inicio del trabajo de parto.

Otros trastornos comunes de este período incluyen los problemas que pueden ocurrir a la madre antes o durante el trabajo de parto. Problemas como la elevación de la presión arterial de la madre (eclampsia) o una presentación anormal del bebe al momento del nacimiento (presentación de pie o podálico, presentación en transverso, distosias). Esta última condición puede llevar a que el parto sea muy prolongado y difícil.

 

Fuentes varias

 

 

autor
Noticias Relacionadas
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar